miércoles, 3 de diciembre de 2008

Escrúpulos a mitad de precio

Cada vez falta menos para Navidad... Qué época tan entrañable, ¿no? La gente viene y va, el frío nos invita a acurrucarnos bajo la manta, a tomar algo caliente y parece que los buenos sentimientos inundan los corazones de las personas. Pero claro, también están los regalos, las cenas familiares, las salidas con los amigos... Son días de celebración y eso conlleva un gasto. La peor época del año para el bolsillo del consumidor tras septiembre (ya se sabe que la vuelta al colegio y al trabajo supone mucho esfuerzo económico). Así que, para combatir la crisis y conseguir esas navidades perfectas, buscamos precios rebajados y asequibles a todos los bolsillos. Pero muchas veces perdemos el juicio en ese afán, llegando incluso a cometer los peores actos.


Miles de tiendas de Estados Unidos se preparaban el pasado viernes para lo que ellos conocen como "Black Friday" (viernes negro). Este día es el primero de las rebajas y suele ser el día después de Acción de Gracias. Pero este día acabaría de forma fatídica: un trabajador del establecimiento Wal Mart, en Nueva York, resultó muerto al ser arrollado por los más de 200 clientes de la tienda que se concentraron en el lugar para el primer día de rebajas.

Tal es la masificación que se crea que hasta muchos hacen cola de madrugada para poder ser los primeros en acceder a esos productos tan rebajados. Y es que algunos establecimientos abren a estas horas tan tempranas para obsequiar a sus clientes con los mejores precios. Esto le sucedió al joven, del que no se ha facilitado el nombre, cuando procedió a la apertura del establecimiento. El empleado estaba contratado para realizar las tareas de mantenimiento temporalmente.

También uno de sus compañeros, Jimmy Overby, resultó herido ante la avalancha de gente que se les echó encima. Según Overby, "sacaron las puertas de las bisagras y derribaron y pisotearon" al empleado fallecido, incluso a él mismo, que se vio obligado a apartar a la gente que le estaba pisando la espalda.
Aparte de los incidentes ocurridos en este establecimiento, tres personas resultaron heridas leves y una mujer embarazada tuvo que ser hospitalizada para que le hicieran una revisión.


Pienso en el empleado... Quizá fuera un joven al que no le llegaba el sueldo a fin de mes y se vio obligado a trabajar ese día en ese turno. Quizá no pudiera escoger otra cosa, quizá necesitara el dinero más que nada. Es posible que no pensara que corría riesgo realizando ese trabajo. Y se colocó allí, ante cientos de personas que esperaban a que las puertas del lugar se abrieran. Veía sus caras, estaban deseando entrar. Llega la hora, hay que abrir... Empieza el trabajo duro.

Ahora pensemos en esa gente. Estamos ante una crisis muy grave, eso no es nada nuevo. Necesitamos encontrar precios que no desajusten demasiado el presupuesto y no nos importa hacer noche frente a ese establecimiento. Llega la hora, el momento de la verdad. El empleado se acerca para abrir las puertas. Se siente la presión. Hace frío, pero el sudor recorre nuestras frentes. Miramos al de al lado. Va a por lo que nosotros queremos. No podemos permitirlo. Ese producto es nuestro. Quizá no lo necesitamos, pero es NUESTRO. Se abre la puerta, ya está, estamos cerca... Pero no podemos pasar todos. Hacemos presión, la puerta cede, las bisagras acaban rompiéndose... Ya vemos nuestra ansiada compra, solo tenemos que correr. Hemos pisado algo, pero da igual, ¡estamos tan cerca! Y por fin, llegamos a ello, pero...

¿Es necesario cobrarse la vida de una persona para conseguir un producto ligeramente más rebajado?


Fuentes:

Telecinco: http://www.telecinco.es/informativos/internacional/noticia/53824/primer+dia+de+rebajas+en+Estados+unidos+trabajador+arrollado+clientes+walmart+tiroteo+toysrus

El Mundo: http://www.elmundo.es/elmundo/2008/11/29/internacional/1227928962.html

6 comentarios:

Desayuno con titulares dijo...

Esta información se la debo a uno de mis "colaboradores", Dani, que se tomó la molestia de buscar la URL de la noticia para que yo pudiera colgarla. ¡Muchas gracias! No podéis perderos su blog de la gastronomía ilicitana:
http://saboresdeunpueblo.blogspot.com/


Aprovecho también para agradecer a la gente que se ha molestado en pasarme links de noticias. Me alegra ver que seguís el blog y que queréis contribuir. Y a los demás, si encontráis alguno y queréis que se publique, podéis dejarlo en un comentario o mandad un correo a:
desayunocontitulares@gmail.com

Y si no, pues seguid leyendo, o no xD Gracias a todos y a todas una vez más.

Un beso.

Daniel.G.Pelegrín dijo...

Muy satisfecho por pasarte la información. Bravo, me he reído un montón con la noticia pero más aún con tu toque personal XD

Lo siento, sé que es trágico pero no puedo evitarlo, me imagino al tío abriendo la puerta y la gente pasando por encima jajaaj (Qué cruel).

Por cierto, muy bueno el título y la última frase: "Hemos pisado algo, pero da igual, ¡estamos tan cerca!" XD

¡Ánimo! Sigue así

Un saludo desde mi cocina ;D

Candimen dijo...

Muy gran noticia...yo por eso soy alérgico a los centros comerciales, me sale una urticaria que ni te cuento, además del tiempo, antes que meterme en un centro comercial donde para recorrer 100 metros andas 400 sorteando gente y te chocas con cuatro...se pueden hacer otras cosas...como tirar un cubo de diarrea a la gente que pasa por la acera jajajaja.

En fin, serafín, continúo observando las evoluciones entre cafés, tostadas y por supuesto titulares.

Cuideseeeeee

Nuria dijo...

Jajajaja lo siento, pero es totalmente surrealista! Con cosas así nos damos cuenta que cada vez estamos peor. Vaya afán de consumismo que tenemos todos por estas fechas y con esto de la crisis todavía más.
Que me lo digan a mi que me espera unos mesesitos de ver compras impresionantes desde el trabajo. Me hace gracia porque la mitad de las cosas luego ni las utilizaremos, pero bueno...


Un besito!
Yo estoy enganchada a tus croissants todas las mañanas =)

Lydia Yuste dijo...

Muy mal. La verdad es que no niego que espero las rebajas, pero sin muchos ánimos, la verdad. Simplemente, no me apetece pagar un ojo de la cara por un producto que no vale el precio de la etiqueta; porque muchos de ellos son fruto de la explotación. Un saludo a grandes marcas como Adidas o Nike.

Pero arrollar a una persona como una apisonadora me parece excesivo. Sinceramente, antes que correr para coger ropa, o hacer un tapón en las puertas de las tiendas en rebajas... Me pego un tiro.

Hacía tiempo que no pasaba porque había dejado esto abandonado xD

Gran artículo!
Un besito medio-monovera xD

El Periscopio Indiscreto dijo...

La gente está LOCA. Te lo juro, me parece lo peor... Yo soy la madre o el padre de ese pobre chaval y esq me cago en la Navidad y en el tíx que se le ocurrió inventar las rebajas. Pero bueno, qué estarían persiguiendo con tanto afán para llevarse por delante a una persona?? Esq no es pisar un chicle, macho!!

Y esto es lo q hace el consumismo y la locura transitoria que nos invade al leer una m... de cartel que reza: Rebajas...

Yo siempre digo una cosa: lo barato acaba saliendo caro. Y esta vez se ha cumplido con creces.

Lo siento por el chaval, de verdad, xq cada día demostramos que somos más animales que personas (y mi ninfa tampoco lo haría, así que imagínense...).

Un abrazo, enana ^^