martes, 9 de diciembre de 2008

35.000 euros de dignidad

Una ya ni se puede fiar del amor. Antes de que se considere esta afirmación como precipitada, expondré mis argumentos. Te enamoras de una persona, luego te casas, tienes hijos, los cuidas, los educas, formas la familia perfecta... El tiempo pasa y un día tu marido se muere. Te sientes sumida en la más profunda de las tristezas, aquel hombre tan maravilloso con el que has vivido y has compartido tantas cosas ya no volverá... Pero, de pronto, ¡chas! Aparece una mujer que viene a reclamarte que le debes 35.000 euros. Preguntas, claro, por qué se lo debes... Y descubres que es la amante de tu marido y que te pide el dinero que le pasaba todos los meses... Ahora bien, ¿dónde queda el hombre maravilloso?

La Audiencia de Sevilla ha condenado a una viuda y a sus cuatro hijos a pagar varios ceques de un total de 35.000 a la amante que mantenía su esposo y padre, ya que consideran que era un pago periódico que realizaba el fallecido a la mujer.

Los hechos comienzan cuando la amante del marido vio cómo la familia de éste le denegaba tres cheques por el importe mencionado al morir el hombre. La mujer consideró este hecho como intolerable y demandó a la familia reclamando la cantidad que le pertenecía. Fruto de las investigaciones, el juez de primera instancia que llevó el caso consideró que debía percibir un total de 30.000 y no los 35.000 que le había firmado su amante, ya que la cuenta pertenecía a la empresa del fallecido. Finalmente, la Sección Quinta de la Audiencia no sólo le otorga el cheque de 30.000 euros, sino que también se obliga a la familia a permitir el cobro de los otros dos cheques de 5.000 euros. Esto se debe a que en la cuenta de la empresa el hombre figuraba como autorizado, pudiendo de esta forma acceder al control de la misma.

La razón de esta sentencia es que los jueces consideran que ha quedado demostrado que hubo "una relación sentimental prolongada en el tiempo" con la demandante y que, durante ésta, el fallecido le firmaba varios cheques para sus gastos e, incluso, consiguió que fuera contratada por uno de sus amigos para que tuviera un sueldo remunerado.

Cuando el hombre murió en enero de 2006, sus hijos ordenaron al banco que no abonara ningún cheque más de los que hubiera firmado su padre a la mujer. La Audiencia considera que la cantidad a percibir por la mujer proviene de la "propia liberalidad" del interesado "en el curso de la relación sentimental que, al parecer, mantenía" con la demandante.


Volvemos al tema del hombre maravilloso... Ya no es sólo que la mujer te pida el dinero que cree que le corresponde, es más: la Justicia le da la razón. Ya no basta con la humillación que debe sentirse al saberse engañada, sino que, además, el ridículo de tener que pagar a la mujer que ha sido cómplice de tal acto. La mujer se estará acordando más de su marido ahora que ha muerto que cuando lo tenía junto a ella en vida. Pero la amante... ¡Menudo chollo! Me aventuro a decir, sin conocerla, que es una mujer muy valiente. Pocas se atreverían a demandar a la esposa de su amante por falta de pago... ¡Amantes del mundo, uníos!

"El amor es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar".


Fuentes:

ABC: http://www.abc.es/20081026/nacional-tribunales/condenada-viuda-sevilla-pagar-200810261155.html

El Mundo: http://www.elmundo.es/elmundo/2008/10/26/espana/1225019736.html

20minutos: http://www.20minutos.es/noticia/423071/0/viuda/pagar/amante/

3 comentarios:

WaKy dijo...

Me apuesto 35.000 euros xD a que la mujer del juez lleva una cornamenta de aquí a la luna ;)

Y la amante... menuda sinvergüenza... yo me metería en un agujero sólo de imaginarme con toda mi cara para ir a pedirle dinero a una mujer que acaba de perder a su marido...

Los jueces se han vuelto locos del todo

El Periscopio Indiscreto dijo...

Vaya mierda de justicia tenemos en este país... Ahora, te digo una cosa, a mí ya me pueden llevar a la cárcel o a la silla de cabeza, q le iba a pagar su puta madre en vinagreta, así de claro xD Encima le toca a la pobre mujer pagar los polvos q echó su marido... En fin, muy fuerte todo...

Pero bueno, yo sigo confiando en q haya gente buena, no?? :S

Mua!!

Noemí López dijo...

Creo que leí en algún sitio, pero no me hagáis mucho caso, que el dinero que pedía era porque estaba trabajando en la empresa esa de su amigo pero la nómina se la pagaba el hombre (el fallecido) y entonces ella reclamaba "ese contrato". Pero aunque no estoy muy segura, lo investigaré cuando no tenga que estar desquiciada por la asignatura más estúpida del mundo (¿a que sabes cuál es?)

¡¡¡Un besito, fea!!!:)